Qué sirve para el mal aliento de origen bucal

Actualizado: 29/01/2018

En verdad, antes de ver qué sirve para el mal aliento, es muy recomendable que primero investigues qué puede estar causándotelo. 

Como ya he comentado en otras entradas, las principales causas de este trastorno tienen origen en la cavidad oral.

Por lo tanto, te convendría empezar por ver si tus hábitos de higiene buco dental son los más apropiados.

A propósito, a continuación te proporciono una serie de tips que te ayudarán a corroborar si lo estás haciendo bien.

¿Qué se puede hacer para eliminar el mal aliento oral?

1- Una higiene oral apropiada ayuda a mejorar el aliento

Es indispensable que te limpies la cavidad oral apropiadamente.

Al asearte bien la boca, evitarás la proliferación de las bacterias que producen el mal olor, aparte de prevenir enfermedades no sólo orales, sino también extraorales.

Pero recuerda que esto incluye no sólo a los dientes, sino también a la lengua, la encía, el paladar y el lado interno de las mejillas.

Es posible reducir los microorganismos de dos formas:  con control mecánico y/o químico .

Qué se puede hacer para combatir el mal aliento

Una higiene oral completa ayuda a combatir la halitosis bucal

A- El control mecánico

Este método incluye un buen cepillado de toda la cavidad bucal, el uso del hilo dental y la eliminación de la placa bacteriana.

Las personas que usan prótesis dentarias removibles, deben hacer un aseo adecuado de las mismas y quitárselas antes de dormir.

Para una correcta higiene,  deberás cepillarte muy bien después de cada comida , con movimientos desde la encía hacia los dientes.

Luego  cepíllate suavemente las encías, el paladar y la parte interior de las mejillas .

Por último,  debes cepillarte con cuidado la superficie de la lengua , pues es allí que se encuentra la mayor parte de las bacterias que tenemos en la boca y que generan la halitosis oral.

Este procedimiento es muy sencillo y puedes realizarlo con la ayuda de un limpiador lingual o un cepillo de dientes:

– Paso 1

Saca la lengua todo lo que puedas, de forma tal que puedas acceder a su parte posterior, donde se acumulan casi todos los residuos alimenticios.

– Paso 2

Pásate el limpiador lingual o el cepillo de dientes (sin pasta) en la lengua, barriéndola desde su parte central hacia los costados.

Repite la operación varias veces, pero recuerda que debes enjuagar el limpiador o el cepillo con bastante agua antes de hacerlo nuevamente.

Para finalizar,  deberás pasarte el hilo dental en el espacio interdental , lo que te ayudará a remover los restos de comida de los lugares en que el cepillo no alcanza.

Haz esto luego de las comidas, como mínimo dos veces al día, para evitar que se forme la placa bacteriana.

Si por casualidad ya tienes placa, es fundamental que visites a tu odontólogo para removerla.

B- El control químico

En ciertos casos, el control mecánico puede ser insuficiente y deberá ser complementado usando enjuagues bucales para combatir las bacterias.

Pero ten mucho cuidado al elegir dichos enjuagues:

  • Evita los que contienen alcohol, porque pueden resecar tu boca y empeorar el problema.
  • No uses los que únicamente contienen sustancias para enmascarar el mal olor.
  • Usa los que tienen en su fórmula ingredientes que combaten las bacterias, tales como el dióxido de cloro estabilizado o el cloruro de zinc.

2- Visita a tu dentista regularmente

Para mantener una buena salud bucal, deberás consultar a tu odontólogo por lo menos una vez al año.

De esta manera, podrás eliminar afecciones tales como las caries, aparte de retirar el sarro que se haya acumulado.

Si tienes halitosis, no olvides decírselo al profesional, pues así podrá enfocarse en buscar una solución para tu problema.

3- Ten cuidado con ciertos alimentos y bebidas que producen mal olor

Es importante que limites la ingestión de los alimentos órgano-sulfurados, tales como la cebolla, el ajo, el brócoli y el repollo, pues éstos normalmente desarrollan mal aliento.

También  será necesario que limites la ingestión de alcohol , pues su consumo exagerado tiene influencia negativa sobre el aliento.

 Con respecto al café , los resultados de un estudio realizado en la Universidad de Tel Aviv (Israel) sugieren que podría reducir la concentración de los compuestos sulfúricos volátiles en la saliva.

Sin embargo, muchas personas relatan que su consumo les agudiza el mal aliento. 

La explicación para esta controversia parece ser el hecho de que el café reseca la boca, lo que sabemos que ocasiona mal olor.

4- Evita fumar, pues deja muy mal olor en la boca

Como todos sabemos, fumar causa mal aliento, por lo tanto, sólo te restan dos alternativas: o abandonas el cigarrillo o higienizas muy bien tu boca de inmediato luego de haber fumado.

Por supuesto que si eliges la primera opción, tu salud te lo agradecerá, pero eso ya es una decisión tuya.

5- Evita tener la boca seca

Como la boca seca causa mal aliento, es fundamental que la mantegas siempre húmeda.

Esto puede ser logrado de varias formas, por ejemplo:

  • bebe agua frecuentemente,
  • bebe zumos de frutas cítricas sin azúcar (limón, naranja, pomelo, etc),
  • usa gomas de mascar que no contegan azúcar,
  • evita los alimentos muy secos,
  • aumenta la ingestión de ensaladas.

¿Cómo se puede prevenir el mal aliento al despertar?

Si sueles despertarte con mal aliento, te recomiendo que veas esto:

Bien, por el momento esto ha sido todo. Espero que estas informaciones y consejos sobre como combatir el mal aliento te sean de bastante utilidad.

Déjame tus comentarios o preguntas más abajo, los leeré y te responderé a la brevedad.

También te recomiendo que veas:

Un método natural que me ayudó a eliminar el mal aliento.

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *