Un tipo de bebida que produce mal aliento

Actualizado: 22/09/2017

En verdad la costumbre de ingerir bebidas alcohólicas viene de épocas muy antiguas.

En un pasado muy lejano, nuestros ancestrales ya utilizaban el alcohol como bebida en rituales, ceremonias y fiestas, en muy distintos lugares de nuestro planeta.

Actualmente, la variedad de bebidas alcohólicas consumidas es enorme, desde las destiladas, como el whisky, vodka, ron y otras, hasta las fermentadas, como el vino y la cerveza.

La cantidad de bebida ingerida por las personas también puede variar mucho.

Una bebida que produce mal alientoPuede ir desde alguien que beba sólo esporádicamente o “socialmente”, hasta un individuo que no logre estar mucho tiempo sin beber, debido a la dependencia que puede producir el alcohol.

Si has tenido la nada agradable experiencia de conversar de cerca con alguien alcoholizado, sabes muy bien a lo que me refiero.

Con seguridad debes haberte dado cuenta del mal olor que su boca exhalaba.

Por lo general, las personas que ingieren bebidas alcohólicas de manera exagerada tienen muy mal aliento.

Pero al final, ¿por qué pasa esto?

El alcohol, un tipo de bebida que produce mal aliento

Ya es de público conocimiento que el alcohol puede producir serios daños a la salud.

Lo que pocos saben es que la halitosis muchas veces es un signo de que el sistema digestivo está en apuros por su consumo exagerado.

El problema más serio está en la boca.

Los millones de bacterias que habitan en la cavidad oral, en contacto con los restos de alimentos, producen compuestos sulfurosos volátiles de olor muy desagradable.

En condiciones normales, la saliva controla la cantidad de bacterias que tenemos en la boca

Sin embargo, el alcohol siendo consumido en grandes cantidades, al ser diurético, puede hacer que se seque y deshidrate toda la cavidad bucal.

Como consecuencia, al reducirse la producción de saliva (el limpiador natural de la boca), la población de bacterias aumenta de forma completamente descontrolada, produciendo mal aliento.

Por ese motivo, una única noche de mucha bebida suele dejar un aliento bastante desagradable a la mañana siguiente, pues la deshidratación sufrida afecta el sistema digestivo.

Claro que estos efectos negativos no son los únicos que el alcohol puede causar en nuestro aliento.

En ciertos casos, el consumo sin control de bebidas alcohólicas puede llegar a dañar el esófago, produciendo reflujo, acidez y consecuentemente mal aliento.

Además, con mucha frecuencia el exceso de alcohol causa náuseas y vómitos, lo que sin lugar a dudas produce un aliento muy desagradable.

Por otro lado, el alcohol puede aumentar la cantidad de ácido gástrico secretado por las glándulas del estómago.

Esto daña el revestimiento estomacal, lo que en definitiva también genera mal aliento.

Posibles soluciones

Entre las soluciones para disminuir el mal aliento de una persona que consume alcohol, una de las principales es que se mantenga siempre hidratado.

Es decir, hay que beber agua en cantidad suficiente todos los días: como mínimo 2 litros diarios.

Otra recomendación importante es mantener un dieta lo más balanceada posible, porque de este modo el sistema digestivo trabajará de forma más efectiva.

Además, del mismo modo que se recomienda para otros casos de halitosis, mantener una higiene oral adecuada es fundamental.

Cepillarse los dientes y la lengua después de las comidas, aparte de usar el hilo dental por lo menos dos veces al día, son medidas necesarias.

Bien, espero que esta entrada sobre el tipo de bebida que produce mal aliento te haya gustado. 

También te recomiendo que veas:

Un método natural que me ayudó a eliminar el mal aliento.

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *