Cómo curar el mal aliento

Actualizado: 18/10/2017

Dependiendo de la situación, la halitosis puede llegar a ser un trastorno bastante embarazoso y desagradable, no sólo para quien lo padece, sino también para las personas que lo rodean.

El día de hoy te daré algunas sencillas pero efectivas instrucciones e informaciones sobre cómo curar el mal aliento de forma casera.

Ve ahora cómo curar el mal aliento en casa

Ve a continuación mis 6 tips para lograr prevenir y solucionar los casos más frecuentes de mal aliento:

1- Cambia tu cepillo dental con frecuencia

Observa con mucho cuidado tus encías: si se encuentran rojas y/o un poco retrocedidas, es muy probable que sufras de gingivitis.

como curar el mal alientoSi tienes dolor de muelas, es probable que tengas caries o alguna infección.

Estos problemas que mencioné son bastante frecuentes y pueden desarrollar halitosis.

Para evitar que sucedan, es recomendable que cambies tu cepillo de dientes frecuentemente.

Si no lo haces, con toda seguridad no lograrás hacer tu higiene bucal de forma apropiada.

Dependiendo de tus posibilidades económicas, te recomiendo que adquieras un cepillo eléctrico.

Este tipo de aparato ayuda bastante a limpiar la placa bacteriana y a reducir la cantidad de bacterias de la cavidad oral, aparte de fortalecer las encías.

2- Cuida tu dieta

¿Tienes mal aliento y padeces con frecuencia de dolor de estómago, acidez o indigestión?

Pues entonces el origen de tu halitosis puede ser estomacal y, para combatirla, será necesario que hagas cambios en tu dieta.

Comienza eliminando los alimentos que puedan causarte problemas digestivos.

Por lo general, las grandes responsables son las comidas con mucha grasa, las picantes y las muy ácidas, como, por ejemplo, los productos lácteos, las carnes rojas con grasa y las comidas preparadas con frutas cítricas.

Hay ciertos alimentos que contienen elementos de olor muy fuerte, tales como el ajo y la cebolla, por ejemplo.

Dichos elementos ingresan a la corriente sanguínea y llegan a los pulmones, desde donde son retirados del organismo por la respiración, produciendo un fuerte mal aliento hasta su completa eliminación.

En estos casos, será necesario que limites su consumo.

3- Ten una higiene oral apropiada

Ésta es la solución más sencilla que existe para prevenir la halitosis de origen bucal, especialmente en los casos pasajeros.

Luego de cada comida, cepíllate bien los dientes, la lengua y las encías.

Además, una o dos veces al día pásate un hilo dental para limpiar el espacio interdental, donde el cepillo no alcanza.

4- Mantén tu boca húmeda

La boca muy seca hace que aumente considerablemente el número de bacterias que producen mal aliento.

Para que esto no ocurra, debes beber un mínimo de 8 vasos de agua al día (aproximadamente 2 litros).

5- Reduce o elimina el cigarrillo

Si fumas, debes saber que el tabaco produce mal aliento, aunque no lo sientas.

La mayoría de los fumadores no logra sentir el fuerte olor que emana de su boca, pero las personas a su alrededor sí lo sienten.

Por ese motivo, será necesario que elimines o por lo menos disminuyas su consumo.

6- ¡No hagas dietas de hambre!

Ya está probado que las dietas extremas pueden ser una de las causas del mal aliento.

Esta condición es debida a un estado metabólico denominado cetoacidosis, en el cual las células dejan de recibir la glucosa que necesitan como fuente de energía.

En estos casos, el organismo se obliga a quemar grasas para obtener la energía necesaria, produciendo cetonas, que causan mal olor.

Si deseas o necesitas bajar de peso, es mejor que disminuyas la cantidad de calorías con moderación y sin perjudicar tu nutrición diaria.

Lo ideal es que mantengas de 5 a 6 comidas diarias, consumiendo alimentos de todos los grupos.

Esto acelerará tu metabolismo, favoreciendo la reducción de peso de forma saludable.

Bien, esto ha sido todo y espero que esta entrada sobre cómo curar el mal aliento te haya sido útil. 

También te recomiendo que veas:

Un método natural que me ayudó a eliminar el mal aliento.

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *